Desarrollo de Software Basado en Componentes

Escrito por scruz334 28-10-2007 en General. Comentarios (5)

DESARROLLO DE SOFTWARE BASADO EN COMPONENTES

 

Actualmente el desarrollo de software basado en componentes se ha transformado en el componente más seguro tanto para la construcción de grandiosos sistemas como para  aplicaciones de software.

 

Entonces analizaremos principalmente aquellas propiedades de calidad referentes a los componentes software y a las aplicaciones que con ellos se construyen.

 

El Desarrollo de Software Basado en Componentes (DSBC) trata de apoyar las bases para el diseño y desarrollo de aplicaciones distribuidas basadas en componentes software reutilizables. Esta norma cuenta en la actualidad con una utilidad, tanto desde el panorama académico como desde el industrial, en donde su demanda de temas es cada día mayor.

La finalidad primordial de (DSBC) es entender los diferentes modelos de desarrollo de software y la importancia de sus componentes y servicios. También evaluar las diferencias entre este modelo y los estudiados anteriormente en el transcurso de desarrollar este tipo de software.

Además deberíamos conocer los fundamentos sobre los que se sienta el modelo y todas las tendencias al momento de armar el software, es decir en su arquitectura.

 

¿Y por qué el empleo de este modelo de desarrollo en el mundo del software?

Se dice que la progresiva necesidad de efectuar sistemas complejos en poco de tiempo, y con menor esfuerzo tanto del desarrollador como de la parte económica, está beneficiando el avance de lo que se conoce como Desarrollo de Software Basado en Componentes (DSBC).

 

Este nuevo método se sustenta en componentes software ya desarrollado, que son combinados apropiadamente para satisfacer las exigencias del sistema.

 

Los primordiales esfuerzos de la gente desarrolladora de software en estos temas se han basado hasta ahora en los aspectos prácticos de los componentes, es decir, en la funcionalidad que brindan. Sin embargo, por lo general se han venido previniendo muchos de los aspectos de calidad que intervienen a la hora de seleccionar componentes y ensamblarlos para construir aplicaciones que satisfagan los requisitos del cliente.

 

Estos aspectos “extra-funcionales”, cada vez absorbe la curiosidad de los arquitectos e ingenieros del software. Por un lado, los requisitos extra-funcionales pueden afectar a varias partes del sistema, y por ello tendrán prioridad si entran en conflicto con los requisitos funcionales. Asimismo, el cuidadoso análisis de las propiedades de calidad puede mejorar el proceso de diferencia de los componentes candidatos que cumplan el núcleo de requisitos funcionales. Por ejemplo, si dos componentes efectúan la misma funcionalidad, sus atributos extra-funcionales pueden ser el criterio definitivo en el proceso de selección.

 

 

 

COTS

 

La segunda tarea para este modelo de desarrollo se centraliza en los procesos y herramientas para la evaluación y selección de componentes COTS. Aparte de tener en cuenta las obligaciones funcionales de la aplicación, es necesario meditar otros factores que también se mezclan a la hora de seleccionar componentes. El problema es que este tipo de requisitos, denominados “extra-funcionales” son difíciles de apreciar, aunque todos somos conscientes de la importancia que representan.

 

Estos  factores priman muchas veces incluso más que los funcionales, pues un diseñador hasta es capaz de adaptar la arquitectura de un sistema para poder incluir un componente que se desea que esté, o bien para evitar la presencia de un componente de un fabricante en el cual no se confía.

 

A pesar de estos problemas, los beneficios que proporciona el DSBC están ampliando su uso en ambientes industriales de desarrollo de software, sobre todo en cuanto a reducción de esfuerzos y costes de desarrollo y mantenimiento, y a la mejora de la calidad final de los productos y sistemas construidos. Esta extensión de su uso está favoreciendo la aparición de numerosas metodologías y herramientas de desarrollo para realizar un efectivo DSBC. Sin embargo, esta disciplina dista aún de ser una verdadera “ingeniería”, pues aún no se dispone ni de métricas adecuadas, ni de procesos precisos, ni de normativa internacional que la regule.

En este sentido, la definición de métricas de calidad para componentes y aplicaciones

Software, especialmente las desarrolladas en base a componentes COTS, aparece como una necesidad imperiosa.